lunes, 8 de agosto de 2011

Boca-oreja

Yo también creo en los autores noveles. Ya que yo mismo lo soy, entiendo la necesidad que tenemos de apoyarnos unos a otros, de dar una oportunidad a los textos de los demás y estudiarlos con ojo crítico para tratar de ayudar, en la medida de lo posible a que el autor mejore cada día. Creo firmemente en la crítica sana, por cierto. 
El caso es que de nada nos sirve creer en los autores noveles, afirmar con la boca grande que hay que darles una oportunidad, que ellos son el futuro de nuestro panorama literario, etc, pero después, cuando hay que hacer un regalo o hay que recomendar una lectura a un conocido, seguimos nombrando a los de siempre, aquellos que la mayoría de las veces no necesitan nuestra recomendación porque están en boca de todos, en los medios de comunicación, en el "top ten" de cualquier centro comercial que vende libros por impulso.
Pero somos muchos los que necesitamos un boca-oreja firme y creciente, pues no tenemos medios detrás nuestro anunciando cada palabra que decimos (ni siquiera los medios locales, ojo, que encuentran más importante para la sección de cultura una patochada de Vargas Llosa antes que la presentación de un autor de la tierra). Quienes decimos que apoyamos a los autores noveles debemos demostrarlo con hechos y no solo con palabras para conseguir que los jóvenes consigan hacerse hueco. Si una obra de un autor desconocido y novato te ha gustado y has disfrutado con ella, ¿por qué no recomendarla? ¿Por qué no comentarla con tus conocidos? ¿Por qué no regalar un ejemplar en el próximo cumpleaños que surja?

El logo pertenece al blog literario Literatura Youth Fantasy propulsora de la iniciativa "Nosotros creemos en los nuevos autores, ¿y tú?" a la que me sumo. Gracias desde aquí por ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada